Excursión al río Guadalix y Azud de El Mesto, con la SARJB, para la práctica de Natusfera y el conocimiento de la Biomaratón de Madrid

El sábado 14 de abril de 2018 se realizó una actividad con miembros de la Sociedad de Amigos del Real Jardín Botánico (SARJB) para la práctica de la aplicación de ciencia ciudadana Natusfera y el conocimiento de la Biomaratón de Madrid.

Felipe Castilla (técnico de GBIF.ES) y Jaime Braschi (SARJB) guiaron la visita, a la que acudieron cerca de 25 participantes, aficionados a la fotografía y entusiastas de la biodiversidad. Para el evento se creó el subproyecto Natusfera Biodiversidad en el río Guadalix en torno al Azud de El Mesto, dentro del proyecto padre Excursiones de la Sociedad de Amigos del Real Jardín Botánico (SARJB), donde los usuarios irán incluyendo sus observaciones.

El recorrido partió de una pista en buen estado, frente al cementerio de El Molar, y discurrió por un camino bien señalizado que atravesaba un páramo degradado con restos de encinar guadarrámico y una alta densidad de enebros de la miera. Las recientes y abundantes lluvias habían favorecido la profusión de numerosas especies de flora y fauna, que los participantes reflejaron en sus observaciones, por lo que el descenso de unos 3 km hasta el río Guadalix se hizo muy ameno.

La primera parada larga se realizó junto al río, en torno a las inmediaciones del Azud de El Mesto, un pequeño embalse situado en el cauce, que se inauguró en 1905 para derivar agua desde el río Guadalix al canal primitivo de abastecimiento a Madrid. Allí se hizo una introducción a GBIF.ES y su relación con la ciencia ciudadana, y la actividad de la Biomaratón. También se ayudó a sincronizar los teléfonos móviles para la toma de observaciones de naturaleza y aclarar algunas dudas sobre el uso de la aplicación.

Continuamos cerca de 4 km por el Canal del Azud del Mesto, que discurre paralelo al río Guadalix siguiendo la curva de nivel, y pudimos disfrutar del buen estado de conservación del valle, muy transitado por senderistas y cicloturistas. También apreciamos el cambio de los sustratos de esquistos y gneises a las calizas, con la variación de la vegetación asociada. Al final de este tramo almorzamos y nos recogió el autobús para regresar a Jardín Botánico poco antes de las 18 h.

El día de campo fue magnífico, con sol, algo de calor y una muestra de biodiversidad sorprendente a muy pocos kilómetros de la capital, que todos los visitantes agradecieron.

Grupo de participantes
Entorno natural de San Agustín de Guadalix