Sobre GBIF

GBIF (Global Biodiversity Information Facility) es una infraestructura científica de datos abiertos (open-data) financiada por los gobiernos del mundo, y destinada a proporcionar a cualquier persona desde cualquier lugar del mundo, acceso a información sobre los seres vivos que habitan la Tierra. Coordinada a través de una Secretaría Internacional ubicada en Copenhague, GBIF se estructura como una red de países y organizaciones internacionales. La red de GBIF proporciona a los proveedores de datos de todo el mundo estándares comunes y herramientas de código abierto que les permiten compartir información sobre dónde y cuándo se ha encontrado una determinada especie. Actualmente, la red de GBIF está formada por 54 países, 40 organizaciones y 1.426 proveedores de datos (https://www.gbif.org/the-gbif-network).

 

Contexto y breve historia de GBIF

La iniciativa surge en 1999 a instancias de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) y durante las reuniones científicas Mega Science Forum Working Group, donde se abordaban propuestas internacionales de ciencia que por su complejidad o alcance requerían la participación de varios países. En el informe de ese grupo de trabajo se concluyó que “se necesita un mecanismo internacional para hacer que los datos y la información sobre biodiversidad sean accesibles en todo el mundo”, argumentando que este mecanismo podría generar muchos beneficios económicos y sociales y permitir un desarrollo sostenible al proporcionar evidencia científica sólida. Los ministros de ciencia de la OCDE respaldaron la recomendación de crear una Infraestructura Mundial de Información en Biodiversidad, en la que los miembros fueran países y que al adherirse se comprometieran a establecer un nodo nacional, como puerta de acceso a la información en biodiversidad de ese país, y a contribuir económicamente a la iniciativa.

En 2001, GBIF se establece oficialmente a través de un Memorando de Entendimiento entre los gobiernos participantes. En 2002, la Secretaría Mundial del GBIF se instala en Copenhague. En 2003, se establece el primer plan de trabajo anual y se realizan las primeras convocatorias de proyectos y contratos. A partir de 2007, se pasa del prototipo inicial al sistema operacional. En 2010, en la XVII Reunión de la Junta de Gobierno de GBIF celebrada en Suwon (Corea del Sur), el futuro de GBIF quedó asegurado mediante la aprobación de un nuevo «Memorando de Entendimiento» que da continuidad a la red de manera indefinida. También fue aceptado un presupuesto para la organización internacional para los siguientes años. Por otro lado, las delegaciones de GBIF aprobaron por unanimidad la «Declaración de Suwon», que subraya la importancia de la red tanto para los gobiernos como para la ciencia, la conservación y la sostenibilidad.

Sobre GBIF España

La creación del Nodo Español de GBIF (GBIF.ES), en febrero de 2001, es consecuencia de la adhesión de nuestro país a GBIF mediante la firma del primer «Memorando de Entendimiento» por parte del entonces Ministerio de Ciencia y Tecnología; por tanto, España es miembro fundador de GBIF.

El Ministerio de Ciencia y Tecnología (ahora Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades) encomendó al CSIC la implantación, desarrollo y coordinación de las actividades de GBIF en España (ver Encomienda de Gestión). El CSIC, con el apoyo y asesoramiento de sus dos centros emblemáticos en biodiversidad, el Museo Nacional de Ciencias Naturales y el Real Jardín Botánico, llevó a cabo dicha tarea poniendo en marcha la Unidad de Coordinación en junio del 2003, con sede en esta última institución. Nuestra principal tarea es poner al alcance de todos información de biodiversidad actualizada, estandarizada y validada científicamente, procedente de proyectos e instituciones españolas. Coordinamos todas las actividades relacionadas con la red de GBIF en España.

GBIF.ES se articula como una infraestructura distribuida, formando parte de la misma entidades de todas las comunidades autónomas del estado (centros de investigación, universidades, administraciones ambientales, iniciativas de ciencia ciudadana, etc.) junto con la Unidad de Coordinación. En este momento (noviembre de 2017) España comparte a través de la red de GBIF más de 24 millones de registros de biodiversidad, bajo un estándar común, que incluye procedimientos de control de calidad y mecanismos  de valoración y reutilización de los datos. Consulta la información sobre los proveedores de datos españoles.

Funciones de GBIF.ES

La misión fundamental de GBIF.ES es dar apoyo a las instituciones, proyectos y colecciones de biodiversidad españolas para facilitar su participación en  GBIF. Y esto lo hacemos:

  • Proporcionando soporte técnico, información, formación, estándares, software y asesoramiento.
  • Asegurando la coherencia entre las iniciativas nacionales y la arquitectura informática de GBIF para garantizar su interoperabilidad.
  • Investigando cómo maximizar el valor de los datos desarrollando herramientas de análisis, validación y visualización.
  • Recopilando y difundiendo información relevante a las colecciones y al conocimiento y gestión de la información en biodiversidad.
  • Coordinando la actividad de los centros y las iniciativas internacionales.

Para poder desarrollar las funciones antes descritas GBIF.ES pone a disposición de los usuarios una serie de servicios.

Relevancia de GBIF.ES a nivel mundial

Con más de 24 millones de registros de biodiversidad publicados, España se mantiene entre los diez países del mundo que más datos contribuyen a GBIF. Más información: https://www.gbif.org/country/ES/publishing.

Además, de las estadísticas de GBIF.ORG para España (publicadas para 2017) se desprende que nuestro país se sitúa por delante de otros países en el consumo de datos de biodiversidad. Ocupa el 6º puesto a nivel mundial en cuanto a solicitudes de descarga de datos (6.192) y el 6º en relación a las consultas (62.176) . El alto uso que se hace de la infraestructura GBIF en nuestro territorio es un indicador de la potencia de la investigación en biodiversidad en España y de la importancia que tiene su gestión, además de ser un reflejo del grado de implantación de la infraestructura científica de GBIF.